Tama, el gato que dirige la estación de Kinokawa

El marketing y los trenes en Japón vienen unidos de la mano como ya he comentado en algunas ocasiones, si bien esta noticia no trata de un tren temático, que es lo habitual, sino del director de la estación de Kishi, en la ciudad de Kinokawa.

tama4

Tama no es un director cualquiera, es un gato (bastante mono, hay que decirlo). Obviamente el cargo de director le viene grande, así que no es más que un figurante que hace a la vez de mascota de la estación, pero esto no le quita autoridad, puesto que el minino ha salvado literalmente a la empresa que gestiona la estación.

La historia de Tama comienza en 2003, cuando la pequeña empresa de ferrocarriles que gestionaba la estación se ve obligada a fusionarse con otra más grande para no llegar a la bancarrota. Esta fusión se cobra unas cuantas víctimas de entre las cuales destaca un pequeño refugio de gatos que tuvo que ser desalojado para dar paso a un nuevo tramo de vías de tren para acceder a la estación. En 2006 las obras terminaron y, tras la ceremonia de inauguración de la nueva estación, la anciana que estuvo cuidando de los gatitos desalojados suplicó al presidente de la compañía que dejara a los animales vivir en la nueva estación.

tama3

Según Mitsunobu Kojima, presidente de Wakayama Electric Railway, nada más ver a Tama se le ocurrió la idea de que éste fuera el nuevo jefe de la estación. El cargo del felino dio a la estación bastante publicidad a través de la prensa, consiguiendo un aumento del 10% en el tráfico de usuarios de la línea, cuando anteriormente había sufrido pérdidas continuas. En 2008, la incorporación de Tama significó un ingreso de 1,1 millones de yenes para la estación, todo ello gracias al aumento de pasajeros y los souvenirs basados en el gato que se venden en la misma. Esto supuso que Tama fuese ascendido a Súper Jefe de Estación, dándole una ventanilla y un uniforme que contaba con sombrero y placa. Cabe decir también que gracias a este aumento de los ingresos, parte de los beneficios se destinan a alimentar a los gatitos.

Historias así son difíciles de encontrar, si bien no dejan de tener cierta frialdad desde un punto de venta empresarial, el cargo de Tama permitió alimentar a los gatitos desalojados y éste vive como un rey, eso sí, tiene que aguantar a bastante gente que quiere acariciarlo y hacerle fotos, aunque no parece disgustarle.

tama2

Aquí lo podemos ver a Tama en un reportaje de la CNN:

[youtube id=_WVPwJIoPWk]

6 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.