SET Japan personaliza los códigos QR

Los códigos QR son una herramienta que se está utilizando cada vez más en las distintas estrategias de marketing. Una matriz negra que codifica un enlace al que acceder mediante nuestro smartphone, facilitando de ese modo dicho acceso y generando curiosidad. Un uso a destacar fue, por ejemplo, el que empleó la firma Louis Vuitton en Japón con sus escaparates circenses.

Pues bien, si algo hay que criticar a los códigos QR no es otra cosa que su diseño, algo soso, aunque no por ello menos funcional. La empresa SET Japan, bajo la máxima de que hay que combinar el marketing móvil con estilo, se ha atrevido a personalizar los códigos QR gracias a la colaboración de artistas de la talla de Takashi Murakami, quien ha colaborado en el código de la ya mencionada Louis Vuitton, una firma que apuesta por el QR.

Personalizar un código QR no tiene otro propósito que el de buscar la diferenciación entre marcas. Si bien gracias a la marca podemos saber las características de un producto u otro, o al menos a qué empresa pertenecen, los códigos QR eliminaban esta diferenciación (tal vez tampoco les hacía falta) reduciendo la visión a una simple matriz negra y blanca. Así pues, si añadimos colorido y algún que otro detalle característico en los códigos QR, seguimos sabiendo a quien pertenecen. La única pega es que quizás se elimina esa curiosidad inherente a la herramienta. Otro ejemplo es el de Moet & Chandom que podéis ver más abajo.

Los códigos QR se están quedando obsoletos ya en Japón, sin embargo, en el resto del mundo son una novedad y se intentan utilizar lo máximo posible. Es por esto que los clientes de SET Japan son mayoritariamente extranjeros. ¿Se quedará también el QR obsoleto por aquí en poco tiempo?

Visto en Japan Trends.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.