Ryujin Mabuyer, el héroe de Okinawa en la pequeña pantalla