“Megumi & Taiyou” o cómo anunciar caramelos, por Meiji