Los luchadores de sumo prefieren la lucha libre mejicana