La fragilidad del papel se hace arte

La paciencia es un don con el que pocos nacen pero, sin duda, Hina Aoyama la tiene y de sobra. Muestra de lo dicho son sus trabajos, hechos a partir de papel, tijeras y un buen pulso, que dan unos resultados espectaculares y destacan por su belleza y fragilidad.

Cualquiera de ellos podría romperse únicamente cerrando la mano, pero sin duda la fragilidad es parte del encanto que transmiten cada uno de estos trabajos que han llevado días y meses en ser recortados.

Visto en koikoikoi

2 comentarios

  • B~TenShi

    Escrito a las 10:54h, 13 junio Responder

    ¿Tijeras? O__O Yo habría apostado por el cutter como herramienta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.