Jii, el mechero que se hizo viral