En Japón sí saben matar mosquitos