El castillo de Nagoya será un salón de bodas