Coca-Cola y Pepsi compiten por la primavera japonesa