Ahora los dientes también son kawaii